Quería ser lo que la sociedad deseaba.

Era la cuarta vez que rompía un espejo. Era la cuarta vez que sangraba por culpa de los cristales clavados en mi puño. Era la cuarta vez que perdía, completamente, el control. Tuve la necesidad de darle la vuelta a los cristales esparcidos por el suelo que aún me reflejaban. No me gustaba lo que veía. Lo odiaba. Me repugnaba. Me cubrí la cara con mis manos como si aquello pudiera parar el torrente de mis lágrimas. Sentí marearme cuando todo el baño empezó a dar vueltas a mi lado, una sensación cada vez más frecuente y a la que me tenía que acostumbrar. Tenía que ser perfecta. Porque esa era mi meta, la perfección. Quería parecerme a Ellas, quería ser lo que la sociedad deseaba. Ansiaba hacerme con las miradas, con la envidia de otras. Y la única forma de conseguir la seguridad suficiente era con una nevera básicamente vacía. Un par de yogures para mantenerse en pie bastaba. Y así vaciaría mi armario para llenarlo con ropa de cuatro tallas menos. Como las de Ellas. Tan perfectas.
Nunca nadie había comprendido mis deseos. No entendían por qué quería cambiar. Por eso nunca dije qué hacía, cómo intentaba lograr cambios en mi cuerpo, cómo quería perder volumen, cómo iba a llegar a ser como Ellas. No me importaba el medio, sólo el fin. Por eso me forzaba. Me forzaba a dejar de comer y castigaba a mi cuerpo cuando sucumbía a la tentación. Las marcas de la cuchilla se escondían detrás de mis pantalones. Eran mis cicatrices de guerra. La lucha de la mente contra el cuerpo. Los deseos contra la coherencia. La perfección contra la salud. A toda costa, yo lograría mi meta. Aunque me costara el respirar. Aunque padeciera... Al menos sería una difunta perfecta. Como Ellas. Como la sociedad quería.

Click en la imagen para ir al flickr de Sonsoles Martín.

20 comentarios:

  1. La anorexia es un tema muy duro en la sociedad de hoy en día. Yo, sinceramente, escribí una entrada de ella el año pasado, tan duro como es escribirlo lo es el leerlo. Y todo es porque en la sociedad de hoy en día si no tienes la talla 0 no vales nada, completamente. No culpo a la gente así, pero deberían pedir ayuda, nunca conseguirán 'la operación princesa' porque su mente no se lo permitirá.

    Besos <33

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Personalmente, me costó muchísimo escribir este texto. En un principio lo iba a hacer en tercera persona, pero un amigo me aconsejó que lo hiciera en primera, de ese modo impactaría más, llegaría de otro modo al lector. Y tras muchos borradores, conseguí sacar mi idea, mi denuncia hacia estos temas. Esas personas no tienen la culpa como bien dices, simplemente sus mentes han sido envenenadas de estereotipos vanos y carentes de humanidad.

      Eliminar
  2. Buah, me has impactado. Que tema tan difícil y delicado, y que soltura y dureza para escribir sobre él.
    Nunca me he metido en los mares de este tipo de enfermedades, pero pienso que muchas veces no se debería esperar a que ellas/os pidan ayuda, sino que se les debería ayudar y ya está, aunque ellos no quieran.

    Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, muy delicado y me ha costado muchísimo poder escribir mi idea por eso mismo, por su dificultad, pero me alegra que haya conseguido su propósito, impactar. Piensa que si ellos no quieren ayuda, conseguir que salgan de su enfermedad, es muy complicado, por lo que muchas veces no vale de nada todo el apoyo y la dedicación de la familia y amigos.

      Eliminar
    2. Pero por lo menos, aunque ellos no quieran hay que intentarlo, porque justamente es la propia enfermedad la que les hace negar la ayuda.

      Eliminar
    3. Si estoy de acuerdo contigo en ayudarlos, no me malinterpretes, simplemente digo que las enfermedades mentales muchas veces son más complicadas que las físicas. La mente te puede jugar una mala pasada incluso cuando se supone que ya estás recuperado.

      Eliminar
  3. que bien que escribes, me gusta tu blog
    gracias por pasarte
    te sigo
    un besoo

    ResponderEliminar
  4. Great!!!

    http://estilohedonico.blogspot.pt/

    xoxo

    ResponderEliminar
  5. Wooow!
    Es todo lo que puedo decir, me ha impatado pero a la vez lo adoro.
    Sigue así ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi intención era impactar, así que lo conseguí y eso me encanta.
      Muchas gracias.

      Eliminar
  6. Esa es una fase que pasamos todos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que el verbo es "pensamos". Yo no creo que todos quieran ser como la sociedad dictamina, pero siempre hay colectivo, aunque sea mínimo, que se deja llevar por los demás, por las opiniones, ideales, gustos, etc. Una pena.

      Eliminar
  7. Respuestas
    1. Sí, la fotógrafa, Sonsoles Martín, hizo un buen trabajo.

      Eliminar
  8. Oh. Me ha encantado esta entrada, principalmente porque me siento muy identificada con todo el texto. Supongo que como a mi, les ha pasado a muchas chicas más. En fin, adoro tu blog, me lo estoy repasando enterito.
    Un besazo. <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, cielo. Y sí, desgraciadamente es algo que pasa...

      Eliminar